Degeneraciones léxicas del marketing oriental V: ADIDAS (otra vez)

Sabemos que no tuvisteis suficiente con nuestra primera entrega de "Degeneraciones léxicas del markéting oriental", enfocada en la marca Adidas. 23 falsificaciones distintas (e hilarantes) pueden parecer una barbaridad, pero la "creatividad" china no conoce límites ni fronteras. Y durante los últimos meses las copias de la firma se han multiplicado. He aquí 12 nuevos ejemplos.

Como ya explicamos en su día, existen multitud de opciones a la hora de falsificar una marca. Vamos a explicarlas de nuevo. Lo más sencillo y disimulado es cambiar una letra por otra. Pocos notarán la diferencia:


¡Ad&das! Y sin  que cambie la pronunciación de la marca. Cuela seguro. Siempre y cuando lo leas en castellano, claro. ¿Alguien me explica cómo puñetas se leería esto en inglés?


Acidas. Si se te corroen los pies al llevar estos calcetos, no digas que no te avisaron.

Adidos

Adadas

O también se pueden cambiar las letras de lugar, algo que tampoco suele notarse a ojos del cliente poco experimentado..

Adadis

Si no te quieres comer la cabeza también puedes lanzar un dado con letras y dejar que sea el azar el que decida el nombre de tu nueva marca. Aunque no tenga sentido ( ni sepa Dios cómo se lee.

¿Daaobos pone ahí?

Por supuesto, otra opción perfectamente válida es no cambiar el nombre directamente y, de paso, juntarlo con el de otra marca conocida, en una alianza comercial imbatible que arrasará entre la chavalada de los guetos de USA. Por ejemplo ¿quién puñetas va a resistirse a unas genuinas Nike Adidas? Se acabaron las dudas a la hora de comprar zapatillas.


Claro que si te quedan algo de escrúpulos, puedes crear una nueva firma "levemente" inspirada en otra. Que a veces también cuela. 

Adebos

Siguiendo esta opción, puedes hacer juegos de palabras con el nombre original. Dando lugar a resultados un tanto desafortunados...

Adidog. Ya que a los humanos no nos la cuelan, a ver si los perros pasan por el aro. Total, no saben leer.

...O realmente cañeros:


Badass. Así es el chino que creó esta marca.

También te puedes agenciar el logo, tunearlo un poco y sacar esto a la venta.

 Mockbo

Y llegamos al final de esta entrada con la mejor falsificación de Adidas de la historia. Imágenes tan sublimes como esta son la prueba de que Dios existe y de que, además, se parte el ojete desde ahí arriba. 

 ADOLFO. ¿Hace falta que os lo repitamos otra vez más?

0 comentarios: