Todas quieren ser Barbie

Con su escultural figura y su indiscutible elegancia, Barbie, allá por donde pasa, levanta pasiones y envidias. Por ello no es de extrañar que le hayan surgido cientos de "zorras imitadoras", como seguramente las definiría nuestra querida rubia. Estas son algunas de ellas:


A falta de Ken, bueno es un cepillo más largo que el brazo de Bonnie y con decenas de placenteras púas.
"Cariño, San Isidro ya pasó, haz el favor de quitarte la chaqueta de chulapo que me estás dejando en evidencia..."

"Vaya fresquete que corre por aquí, creo que me he acatarrado, ¿por qué, si no he salido de la caja?"



Sweet Rita mejora las prestaciones de la Barbie original, ya que incorpora una pista de aterrizaje en su propia frente.
"Si la gran Escarlata O'Hara se hizo un vestido con una cortina, ¿qué me impide hacerme otro con el mantel de ganchillo de la salita de estar?"



Defa Lucy posee una cara pura y un atractivo par de ojos. Malpensados.


Rarely. Con ese peinado tan voluminoso, un poquito rarita sí que parece.

Pero además de guapa, Barbie es toda una chica fashion que va siempre a la última, así como una materialista descarada y sin escrúpulos. Sus imitadoras no iban a ser menos y se esfuerzan en dejar bien claro que el aspecto físico es lo único que les importa.





Claro que, por mucho que te tiñas el pelo y vistas ropa cara y chula, eso no te convierte en Barbie. Nuestra última chica bien lo sabe.

Bah, unas gafas de sol y asunto arreglado. ¡A cazar Kens!

3 comentarios:

  1. ¡NYAGH! ¡¡La última es especialmente perturbadora!!

    ResponderEliminar
  2. Las material girls son hombres

    ResponderEliminar
  3. La última sí que da miedo! Pero se puede solucionar con algo de solvente y pintura para plástico.

    ResponderEliminar