Jack Daniels, ese plagiador

Qué poca vergüenza. Todos aquí riéndole la gracia al señor Jack Daniels tomándonos de vez cuando algún que otro cubata a su salud, y resulta que el difunto caballero era un vil plagiador; al menos en lo que se refiere al diseño de la botella de ese oscuro brebaje que lleva su nombre. Y el muy jeta no se copió de una, sino de hasta tres marcas de whiskey distintas a la vez. Las pruebas irrefutables aquí: 

Johns Daphne. Efectivamente, con un par de cubatas encima, nadie notaría la diferencia entre una botella y otra. Pero la infamia no acaba aquí...

... Continúa con Joens Danhse, el whiskey más "tierno" (e impronunciable) al oeste de Tennessee. Y por si fuera poco...

 ...Jack Comte. Con un inconfundible sabor, fruto de que caducó hace 12 años, casi exactamente el mismo día que lo destilaron.

0 comentarios: