Disfraces terroríficos de Jalogüin

La noche de brujas ya está aquí y, un año más, pedazo de gañán, has dejado el tema del disfraz para el último momento. Tranquilo, venimos a sacarte del apuro con una serie de aterradoras sugerencias, con las que causarás auténtico pavor entre los defensores de la moral, la decencia y los derechos de autor. Que Halloween consiste en eso, ¿no?

Para empezar, siempre puedes recurrir a los clásicos, que nunca fallan, como el Doctor ¿Animal?:

Sí, el Doctor Animal, el que salía en "El silencio de los borregos". Aunque puestos a elegir, nosotros preferiríamos el disfraz de Robocoño, la versión japonesa de Robocop.


Y quien no puede faltar en ninguna fiesta de Halloween que se precie es ¿Freddy?

Un auténtico disfraz "deluxe". La camiseta a rayas del pijama y las cuchillas del guante las pones tú

Pero admitámoslo, como en el 95% de ocasiones, a las fiestas de Halloween se va a ligar. Y si esa noche quieres meterla en caliente (o en frío, que lo importante es meterla donde sea), nada mejor que ponerte el disfraz de...

Vampiro Homosexual Night Time Romeo. La otra opción es presentarte sin camiseta en la fiesta y afirmar que vas disfrazado de hombre lobo sexy.

Y siempre está el gracioso de turno que, yendo de original, monta una fiesta de Halloween de corte retro, para así complicar aún más la elección del atuendo. También hay solución para eso: 

Ni pinchos, ni cadenas, ni sangre, ni cuernos. Las chorreras son el complemento más aterrador que existe para un disfraz de Halloween.

Claro que, si de lo que se trata es de acojonar al personal, entonces hemos encontrado el disfraz perfecto: 

La versión española de este disfraz incluye pendientes de aro y zapatillas de muelles

3 comentarios:

Degeneraciones léxicas del markéting oriental IV: Calvin Klein

Y cuando aún no os habéis recuperado de la anterior entrega de la serie "Degeneraciones léxicas del markéting oriental", llega el cuarto episodio, donde nos adentramos en el mundillo de la moda. Y lo hacemos de la mano de una de las marcas más pijas y populares a nivel mundial, Calvin Klein, presente en ropa, en perfumes y seguro que en más cosas. Se trata de una más o menos lujosa firma que no todos nos podemos permitir. Así que ya están aquí nuevamente los chinos, al rescate de los sufridos mileuristas, para ofrecernos  más o menos lo mismo, pero con sutiles modificaciones.

Si un chino va a plagiar Calvin Klein, la primera opción consiste en, como viene siendo habitual en esta serie, cambiar una letra por otra y, voilá:

Kalvin Klein: Qué calzoncillos más lujosos y bonitos.. ¡Este plagio cuela seguro!

Y puestos a cambiar una letra, se pueden cambiar dos:

Calven Klain

Calvim Klain

Igualmente puede añadir una letra más:

Calvin Kklein: Una K más y cierta raza no podría usarlos...

Pero en el logo de Calvin Klein, lo más destacado son sus iniciales, CK. Por tanto, el chino que busque un plagio disimulado y que no cante a primera vista, deberá respetar esas dos letras. Luego ya, el nombre completo es lo de menos. Por ejemplo:

Caler Kiacn: Nadie sabe qué carajo significa este logo impronunciable, pero la C y la K se ven perfectamente, así que, ¡bien hecho!

Pero no hace falta ser tan rebuscado, y es más recomendable utilizar palabras que tengan algún significado, como las siguientes:

Chili Kiss: a todo el mundo le gustan los besos y el chili. ¡Buen intento!

Charles Keeper

También se puede poner la C y la K en el logo, y después utilizar la palabra que al chino de turno le salga de los huevos, incluso alguna que no tenga nada que ver con esas dos letras, como por ejemplo:

CK: Catlonech

Asimismo, existe la opción de respetar ambas letras pero cambiándolas de posición

Karlin Clevin

Pero si uno se quiere desmarcar, puede cambiar ambas siglas por otras, respetando sólo una de ellas:


oK


MK

Y, rizando el rizo, conseguir que esas nuevas siglas no guarden relación alguna con el nombre de la nueva marca:

GKon: Kavin Clair

Otra opción existente es cambiarle el apellido al señor Calvin. Por ejemplo, por uno más popular:


O le sustituyes el nombre por el de otra persona con apelativo similar:

Carlin Klevin

Karlin Clevin

Carlin Klair

Y por último, el chino plagiador se puede inflar a orujo y escribir lo que le salga de los mismísimos bajos:


Davin Cklein

Calin Kalin

Si quieres visionar más entregas de esta serie, no tienes más que seguir este enlace: http://www.costreando.com/search?q=l%C3%A9xicas


2 comentarios:

Degeneraciones léxicas del marketing oriental III: HELLO KITTY

En nuestra tercera entrega de la serie "Degeneraciones léxicas del marketing oriental", dejamos de lado, tras Nike y Adidas, las marcas de ropa deportiva para meternos de lleno en una de las firmas más polivalentes de todos los tiempos, Hello Kitty, la cual podemos encontrar en cereales, gusanitos, tazas e incluso braguitas. Conscientes de su popularidad, en China ya se han lanzado como locos a la copia indiscriminada. Y considerando que Hello Kitty ya era un plagio de Miffy el conejo, pues como que la cosa no es tan grave.

A la hora de plagiar esta marca, existen varias opciones. La primera de ellas consistiría cambiar el saludo por otro. Por ejemplo, por uno más informal:


O por un saludo en otro idioma:

 Hola Katy

Hollo Kitty

Ojo, hay que tener cuidado a la hora de cambiar una palabra, ya que te puedes comer alguna letra, con estrepitoso resultado:

Hell Kitty: Todos los perros van al cielo... Y los gatos al infierno

Pero en vez del saludo, se puede modificar el nombre del personaje, por ejemplo, por uno más dulce:

Hello Sweetie

O por otro menos "sexy":

Hello Kikky, o cómo pedir echar un polvo de manera simpática y educada

O menos cursi:

Hello Caty

Claro que, por supuesto, puedes combinar ambas opciones y cambiar el nombre del personaje y el saludo a la vez:

Happy Cat


Hallo Betty



O directamente cambias al gato por un animal distinto y te guardas las espaldas:


Hello Rabbi: Rechaza imitaciones, y que no te den liebre por gato...

Hello Panda

Hello Banana

Hello Dog!!

Hello Pig!!

Igualmente, te puedes cachondear de la marca original, como han hecho en los baños de un aeropuerto de Taiwán:

Hello Kitty


O, como siempre ocurre entre los chinos, puedes hacer lo que te salga de los huevos, sin respetar coherencia alguna:

Hello ¿Telpos?: Como indica el texto de la derecha, el famosísimo PERRO al que todo el mundo llama ¿Telpos?

3 comentarios:

Destronando al rey de las hamburguesas

Habitantes del mundo, despertad. Durante años, el Rey nos ha sometido con sus trozos de carne de dudosa procedencia que hemos comido con fruición, creyendo que a la parrilla sabían mejor, cuando éramos perfectamente conscientes de que, rebozados por la taza del báter, tendrían exactamente el mismo sabor a cartón mojado. Pero esto debe acabar. Es hora de que los vasallos unamos nuestras fuerzas y derroquemos a nuestro opresor, poniendo fin a la oligarquía. Es el momento de instaurar un nuevo régimen que nos permita comer mierda donde a nosotros nos dé la gana y con el sabor que nos plazca. ¡Abajo la monarquía y larga vida a la república de la comida basura!

A continuación, unas imágenes que demuestran que la lucha avanza por el planeta con buen pie. Ánimo amigos, que pronto lo lograremos. 

¿Hamburguesas de pavo o de turco?





Con aquellos tetones, no es raro que Jacks siga hambriento

Ke tacos! Ke sandwichs! Ke jeta! De todo menos hamburguesas, no sea que les cacen el plagio...


Ni un refresco ni un helado, lo que más apetece tomar estando en la playa es una pedazo de hamburguesa




Porque no es lo mismo el rey de las hamburguesas que el Rey Burger



¿Con qué salsa quieres la hamburguesa? ¿Chocolate, nata o sirope de fresa?


Mar y Luna, plagiadores de confianza


El postre del menú completo te lo sirven en la trastienda



Al menos estos son sinceros y no ocultan la procedencia de la carne...

Créditos a la magnífica web http://www.perufail.com

Si te has quedado con ganas de más costreos de comida basura, visita esta entrada dedicada a Kentucky Fried Chicken: http://www.costreando.com/2012/02/porque-el-pollo-frito-no-solo-es-de.html

5 comentarios: