Socorro, soy una muñeca fea, 2ª Parte

Ya lo dijimos en su día. Los muñecos, como nos enseñó el filme Toy Story, tienen sentimientos, no son sólo un pedazo de plástico sin vida. Y si no lo creéis, mirad atentamente estas imágenes y os convenceréis de que pueden experimentar sensaciones como el dolor, el sufrimiento e incluso son capaces de tramar oscuros planes...


Tanto traqueteo en el viaje en barco de China a España no le ha sentado nada bien a este muñeco... ¡Que alguien le saque de la caja, está sufriendo, por dios!


Lovely Baby... Los bebés patizambos también requieren tu amor


Menudo fiebrón ha pillado Linda. Tanto es así, que en lugar de pegar un estirón, hasta se le ha desfigurado el jeto horriblemente
Susan, la bebé bipolar, ríe y llora ante su desafortunada y deforme existencia


 -"¿Ya se han ido papá y mamá?" -"Chssst, calla, que nos van a oir" -"¿Pero seguro que sabes dónde esconden el biberón?"

2 comentarios:

  1. Casos como estos piden a gritos la legalización del aborto o la eutanasia

    capitan misterio

    ResponderEliminar
  2. ¿Son todos ésos muñecos los hijos negados de Chucky? Jejejejeje.

    ResponderEliminar