Degeneraciones léxicas del markéting oriental IV: Calvin Klein

Y cuando aún no os habéis recuperado de la anterior entrega de la serie "Degeneraciones léxicas del markéting oriental", llega el cuarto episodio, donde nos adentramos en el mundillo de la moda. Y lo hacemos de la mano de una de las marcas más pijas y populares a nivel mundial, Calvin Klein, presente en ropa, en perfumes y seguro que en más cosas. Se trata de una más o menos lujosa firma que no todos nos podemos permitir. Así que ya están aquí nuevamente los chinos, al rescate de los sufridos mileuristas, para ofrecernos  más o menos lo mismo, pero con sutiles modificaciones.

Si un chino va a plagiar Calvin Klein, la primera opción consiste en, como viene siendo habitual en esta serie, cambiar una letra por otra y, voilá:

Kalvin Klein: Qué calzoncillos más lujosos y bonitos.. ¡Este plagio cuela seguro!

Y puestos a cambiar una letra, se pueden cambiar dos:

Calven Klain

Calvim Klain

Igualmente puede añadir una letra más:

Calvin Kklein: Una K más y cierta raza no podría usarlos...

Pero en el logo de Calvin Klein, lo más destacado son sus iniciales, CK. Por tanto, el chino que busque un plagio disimulado y que no cante a primera vista, deberá respetar esas dos letras. Luego ya, el nombre completo es lo de menos. Por ejemplo:

Caler Kiacn: Nadie sabe qué carajo significa este logo impronunciable, pero la C y la K se ven perfectamente, así que, ¡bien hecho!

Pero no hace falta ser tan rebuscado, y es más recomendable utilizar palabras que tengan algún significado, como las siguientes:

Chili Kiss: a todo el mundo le gustan los besos y el chili. ¡Buen intento!

Charles Keeper

También se puede poner la C y la K en el logo, y después utilizar la palabra que al chino de turno le salga de los huevos, incluso alguna que no tenga nada que ver con esas dos letras, como por ejemplo:

CK: Catlonech

Asimismo, existe la opción de respetar ambas letras pero cambiándolas de posición

Karlin Clevin

Pero si uno se quiere desmarcar, puede cambiar ambas siglas por otras, respetando sólo una de ellas:


oK


MK

Y, rizando el rizo, conseguir que esas nuevas siglas no guarden relación alguna con el nombre de la nueva marca:

GKon: Kavin Clair

Otra opción existente es cambiarle el apellido al señor Calvin. Por ejemplo, por uno más popular:


O le sustituyes el nombre por el de otra persona con apelativo similar:

Carlin Klevin

Karlin Clevin

Carlin Klair

Y por último, el chino plagiador se puede inflar a orujo y escribir lo que le salga de los mismísimos bajos:


Davin Cklein

Calin Kalin

Si quieres visionar más entregas de esta serie, no tienes más que seguir este enlace: http://www.costreando.com/search?q=l%C3%A9xicas


2 comentarios:

  1. El Calvin Smith es la "fusión supersaiyan" de los diseñadores Calvin Klein y Paul Smith. El patrón de colores de fondo es el de su línea Extreme. :-)

    ResponderEliminar
  2. En una ocasión compré una cartera monísima de "Creaciones Kamal", con un logo exacto al de Calvin Klein... recuerdo que, con la coña, yo decía que el billetero en cuestión era marca "Clark Kent"

    ResponderEliminar