Rayo Mcqueen se pasa de revoluciones

Algunas estrellas llevan muy mal lo de alcanzar el éxito. Tal es el caso de Rayo Mcqueen quien, después de tantas carreras ganadas no sabe en qué gastar su dinero.


Agradecemos a Matías Castañón (@Mattu247 en Twitter) su envío costroso. 

Rayo Mcqueen bizco: Así las cosas, el protagonista de Cars ha entrado en una espiral de decadencia que le ha llevado a mezclar la gasolina con ciertas sustancias ilegales, hasta quedarse de esta guisa, con un ojo mirando a Cuenca y otro a Indianápolis, en el caso del muñeco de la esquina superior izquierda. (¡Un chiste de drogas en el blog "Costreando!". Nos encanta innovar...).

Piloto Shrek: La potencia sin control no sirve de nada, como rezaba el anuncio. Mcqueen lo sabe y, tras gastar tanta energía de juerga en juerga, se ha visto obligado a dejar de conducirse solo y a buscar un piloto que le lleve por el buen camino, como Shrek. El ogro de Dreamworks le hará cambiar las drogas por los pedos y los eructos, con los que nuestro querido automóvil aprenderá las ventajas de las energías renovables frente a la gasolina.





Mcqueen megatuneado: Por qué llevar 4 ruedas cuando puedes llevar... ¡12 al mismo tiempo! Es la última estrategia de Rayo Mcqueen para evitar entrar en boxes y así ahorrar tiempo. Detalles como este son los que te hacen comprender por qué es uno de los mejores corredores de la historia. 

Os recordamos que podéis enviar fotos y vídeos de vuestros descubrimientos costrosos a la dirección de correo electrónico costreando@gmail.com.

1 comentario:

  1. Me llamo la atención el derp que esta en el centro

    ResponderEliminar