Problemas de identidad, segunda parte

Si sois seguidores veteranos del blog recordaréis esta entrada. Como ya comentamos en su día, la doble vida que llevan a cabo los superhéroes no ayuda para nada a su equilibrio mental, y al final, entre tanto alter ego, identidad secreta y demás, acaban haciéndose la picha un lío y ya no saben ni quiénes son. Un grave problema que ya afecta a tres superhéroes como Batman, Spiderman y Superman, quienes han acabado robándose los nombres los unos a los otros. Si no os lo creéis, mirad:

Tanto desprestigio por parte del Daily Bugle, ha obligado a Spiderman a cambiarse el nombre por el de otro héroe con mejor reputación

Y como el nombre de Spiderman quedó vacante, pues allá que fue Batman a agenciárselo, que le apetecía un cambio.

Sin embargo, a Spiderman no le hizo ni puñetera gracia y le devolvió la jugada al justiciero de Gotham

Y en estas que llegó Superman y, tan diplomático y buenazo como suele ser, dio carpetazo a la Guerra de los Supernombres (ríete tú de las Guerras Clon esas) con un sonoro "¡¡Que os den por saco, me los quedo todos!!". Y tan pancho que se quedó, sí señor. 

La locura de Superman le llevó incluso a sufrir episodios como éste...

Hasta ahora se creía que esta enfermedad no era contagiosa, pero existen pruebas incuestionables que apuntan a lo contrario:



1 comentario:

  1. Jajajajajaja mancantao la de Spider-man y luego son los cars. Bajona xDDD

    ResponderEliminar