Batman y sus impostores

Al final de Batman Begins, el comisario Gordon advirtió al defensor de Gotham de que le saldrían más imitadores que amigos a un consumidor de Donettes. Razón no le faltaba, aunque seguro que nunca imaginó impostores como los siguientes.

Batichica:



En la lucha contra el crimen las mujeres también tiene algo que decir. Como esta rubia de bote quien, profundamente inspirada por los ideales de nuestro superhéroe, se fabricó el traje con el disfraz para la fiesta del colegio de su hermano pequeño y se fue a impartir justicia en los pasillos del instituto. El símbolo torcido no es un descuido, es seña de su rebeldía adolescente.

Bati-manazas:


Unos brazos grandes y fuertes son imprescindibles en todo superhéroe, sobre todo cuando hay que agarrar al vuelo damiselas en peligro, aunque este imitador de Batman se lleva la palma, con esas extremidades dignas de un chimpancé y unas manazas ideales para propinar baticollejas. Su mirada demente ya nos advierte de lo que está por venir.

Bati-sonrisas:



Mientras el verdadero Batman se esfuerza en infundir miedo en sus enemigos, este consigue todo lo contrario, con ese monopatín de plástico y su sonrisa de completo imbécil. En su último enfrentamiento con el Joker, parece que el gas mortal de la risa no ha acabado con él, pero le ha dejado graves secuelas.

Dark Hero



Era cuestión de tiempo que, si alguien copiaba a Batman, otros impostores copiarían a otros destacados héroes, como Lobezno o Búho Nocturno. Lo que nadie esperaba es que ese impostor los imitara a todos al mismo tiempo, en un combo triple que acabará de una vez de por todas con el crimen (a excepción del noble negocio de las falsificaciones).

0 comentarios: