Batman amplía su garaje

Batman, como buen ricachón, es un amante de los coches al que le gusta coleccionar todo tipo de rarezas automovilísticas. Así, año tras año amplía su garaje, con todo tipo de vehículos, muchos de los cuales después maquea, para convertirlos en herramientas en la lucha contra el crimen. Veamos algunas de sus últimas adquisiciones.

Antes actuaba en la sombre, pero a Batman ya le conoce todo Cristo. Es por ello que la policía de Gotham no ha tenido reparo alguno en faciltar al justiciero su propio coche patrulla, de la siempre fiable marca Toyota. Esperemos que no le fallen los batifrenos...


...O acabará hostiándose como le ocurre cada vez que coge una moto. Es por ello que le ha instalado ruedines a su última motocicleta, para dejar de estamparse con tanto "crazy power".

Y si la Policía de Gotham le cede un coche patrulla, el ejército de los Estados Unidos no iba a ser menos, y por ello le ha entregado este lujoso caza decorado con la insignia del murciélago, gracias al cual, Batman podrá jubilar al Batwing.

El crimen puede llegar por tierra, aire y... mar. Ahí es donde entra en juego la batimoto acuática, de la cual los fans de este superhéroe pudieron disfrutar en el filme "Batman Begins". ¿Que no os acordáis? Yo tampoco, pero lo pone en la caja, ¡así que no lo pondré en duda!

Tras las últimas modificaciones, ahora el Batmóvil, con su nuevo diseño compacto, resulta más fácil de aparcar. Aunque mucho me temo que no es más fácil de conducir, si atendemos a la posición de las ruedas...

Pero llevar un vehículo al campo de batalla siempre es un engorro. Por eso Batman ha modificado su traje y cambiado los pezones de su pecho por ruedas, para convetirse él mismo en el Batmóvil. ¡Supera eso, Ironman!


1 comentario:

  1. Me produce una alegría tremenda el descubrir que el Batman coreano cuenta con merchandising a la altura de las circunstancias.

    ResponderEliminar