“¡Este logo no es el mío!”, parte 1

Si una cosa ha quedado clara a lo largo de la historia de este blog,  es que ser original y crear cosas es de imbéciles. Copiar es mucho más útil y efectivo. Se ahorra un huevo de tiempo, que puedes invertir en producir en masa cantidades industriales de tu producto, sin gastar dinero en marketing, creativos ni otras mierdas. Así les va a los chinos, que a este paso se convertirán en los amos del mundo. A ver si aprendemos de ellos.

Después de "¡Esta caja no es la mía!" y "¡Esta tipografía no es la mía!", el blog "Costreando!" os trae una nueva serie, prima hermana de ambas, con ejemplos tan variopintos como los siguientes:

Y es que los robots, además de listos y fuertes, también pueden ser glamourosos 

¡La nueva armadura de Iron Man y su fuerza brillante! ¡Tan brillante que ha debido dejar deslumbrados a los responsables de cieta saga de juegos de rol!

Nada mejor para referirse a Superman que el logo de una saga olvidado de Sega

Los chinos de tontos no tienen un pelo y aunque les intenten engañar, saben que los Pokémon son una burda imitación de los Digimon. Por tanto, aquí sólo están poniendo las cosas en su sitio.

La saga Grandia pega un giro de 360 grados y se pasa a las luchas de robots en el espacio, a ver si así hacen olvidar a los seguidores el bochorno del tercer capiítulo, con el villano Xorn y su propósito de "destruir el amor"

0 comentarios: