Degeneraciones léxicas del markéting oriental II: NIKE

Primero fue Adidas y ahora es el turno de otra de las marcas más falsificadas de la historia. Veamos en una serie de imágenes hasta qué punto se puede jugar con el nombre de una compañía y generar mil y un marcas, que, a pesar de ser nuevas, resultan familiares al comprador, generándole total confianza.

La opción más común y sencilla, para aquellos falsificadores que pasan de complicarse, es cambiar una letra.


Just Like It


Atrévete a entrar si tienes cojones: http://www.nire.com.cn



Eso, atrévete a ir de caminata con ellas, verás tú...

Lo de cambiar una letra también puede funcionar para darle un toque personal a la marca:




Claro que también se puede separar un poquito un palito de una de las letras y conseguir una copia disimuladísima...


¿Ivike?

Otra opción habitual es desordenar un poco los caracteres y a ver qué sale:

Que se pueda pronunciar es lo de menos; la familiaridad es lo que importa

Igualmente se pueden combinar las dos opciones previas (desordenar y cambiar) y disfrutar con el resultado:

¡Se pronuncia igual! ¡Bien hecho!

Los juegos de palabras también son válidos, para transmitir amabilidad, por ejemplo, u otros conceptos...


...mela

0 comentarios: