En memoria de los caídos

La mejor manera de superar las tragedias es restándoles importancia. Esa es la enseñanza que hoy os traemos en Costreando. Y lo hacemos con un inocente juguete venido del lejano oriente y fabricado por algún chino con muy buena fe y poco afán oportunista, pues su única intención es que los niños de todo el mundo disfruten con él, mientras rememoran el terrible incidente, homenajean a los caídos y se conciencian de la importancia que tuvo este dramático suceso.

Se rumorea que la empresa fabricante le ha echado el ojo a una empresa española de aviación, una tal Spanair...

3 comentarios:

  1. Ya me imagino a los crios jugando "a que se hunde"!

    ResponderEliminar
  2. Ahora solo falta que los mismos fabricantes saquen uno del transbordador "Challenger", otro del Hindeburg y un convertible robot del reactor de Chernobyl.

    ResponderEliminar
  3. El convertible robot de Chernobyl ya esta en proceso por las mismas mentes que idearon el Titanic-Bot, se llamara SUPER CHERNO-BOT

    ResponderEliminar